En la mayoría de los casos el administrador de fincas se convierte siempre en el centro de todas las críticas. Cada vez que las cuentas de la finca no cuadran o que hay disputas entre los vecinos es el administrador el encargado de solucionarlo y al final se acaba generando siempre un clima de desconfianza y malestar.

Los administradores de fincas se están concienciando contra la violencia de género. Esto es importante ya que en muchas fincas se producen este tipo de agresiones y muchos vecinos son conscientes de ello pero callan por miedo. Es bueno que los administradores intenten estar alerta con lo que sucede.

Las 10 claves para ser un administrador de fincas legal son:

  1. Transparencia: los vecinos deben de tener acceso a las cuentas de la finca siempre que lo deseen. No quieren encontrarse con negativas o evasivas a la hora de conocer la situación financiera del edificio. A través de una plataforma como urbytus se pueden revisar las cuentas en cualquier momento.
  2. Comunicación fluida: en numerosas ocasiones los vecinos quieren comunicarse con el administrador y es imposible, o lo consiguen al cabo de varios días. Es por ello que tener una buena comunicación es importante.
  3. Llevar las cuentas de las fincas de forma separada: existen administradores que utilizan una única cuenta para todas las fincas que llevan y siempre acaban teniendo problemas de liquidez. Es mejor llevar las cuentas por separado.
  4. Mostrar cercanía con los vecinos: muchos administradores se limitan a hacer su trabajo sin preocuparse realmente por las necesidades de los vecinos. Esto acaba provocando fricciones.
  5. No apropiarse de lo que no le pertenece: puede parecer muy obvio pero todos conocemos casos de administradores de fincas que se han llegado a apropiar de fondos indebidos.
  6. Agilidez a la hora de resolver problemas: en varias ocasiones los vecinos comunican al administrador algún problema y este no es capaz de darse prisa a la hora de solucionarlo. Con el uso de una plataforma como urbytus si hay algún problema se llama enseguida a la persona encargada de solucionarlo evitando esperas innecesarias.
  7. Actuar seriamente con los vecinos morosos: es importante lograr que los vecinos que tienen deudas pendientes las acaben pagando cuanto antes.
  8. Seriedad: a la hora de algo tan importante como el mantenimiento de nuestra vivienda queremos una persona equilibrada y cumplidora.
  9. Ser conciliador: hay que saber llevar a buen puerto las disputas entre vecinos e intentar que no haya conflictos.
  10. Tener una mentalidad positiva: en ningún caso se debe alarmar a los vecinos ante los imprevistos que surjan.