problemas comunidades de propietarios

Nadie dijo que fuera fácil vivir en una comunidad de propietarios. Tarde o temprano aparecen las primeras dispuestas y los primeros problemas que pueden afectar al buen clima de la convivencia entre vecinos. Sobre todo si se dan estos problemas en comunidades de propietarios más comunes.

La gestión de una comunidad de propietarios siempre es una ardua tarea donde la figura de un administrador de fincas se vuelve cada vez más importante. Las disputas entre vecinos o los impagos son siempre los principales problemas a los que hacer frente. Llegar a un punto en común a veces es complicado, por ello la figura de este profesional se vuelve cada vez más importante incluso hasta en comunidades más pequeñas. Estos son los problemas en comunidades de propietarios más comunes:

– Impagos. Los impagos están a la orden del día en muchas comunidades de vecinos. Por un lado se encuentran los vecinos morosos que realmente no pueden hacer frente a las cuotas de la comunidad y demás pagos. Y, por otro, a aquellos que no pagan simplemente porque no quieren.

– Derramas. Las derramas aparecen tarde o temprano en una comunidad de vecinos y es uno de los problemas más comunes. Existen de todo tipo y aquí el reparto equitativo de la cuota a pagar debe cumplirse a rajatabla.

– Pintura. Los problemas con la pintura del patio de luces, de la fachada o de la escalera es otro tema a tener en cuenta. La figura de un administrador de fincas siempre agilizará este trámite.

– Ruidos. Los excesivos ruidos de algunos vecinos pueden llegar a condicionar la vida de otros y afectarles incluso a su calidad de vida. Dialogar y llegar a un punto en común debe ser un primer paso para solucionarlo.

– Humedades. Las humedades suelen ser otro de los problemas en comunidades de propietarios más comunes. Suelen ocurrir por desperfectos en las tuberías, por escapes de agua por parte de vecinos despistados, por fachadas que necesitan una reforma o por sanitarios en mal estado.

– Ascensor. Poner o no un ascensor es uno de los típicos problemas en comunidades de vecinos. Los habrá que creen que es un gasto importante e innecesario, y otros quienes creen que es vital para poder subir y bajar de sus inmuebles.

– Animales. El conflicto con animales es otro de los problemas en comunidades de vecinos más comunes. Ladridos, perros que miccionan dentro del portal… Educar bien al animal siempre debe prevalecer.

El diálogo siempre es la mejor manera de solucionar estos conflictos para llegar a un punto en común. Algo que, sin duda, ayudará con la presencia de un administrador de fincas en comunidades de vecinos.