El mayor número de deudas en una comunidad de propietarios son las realizadas por los mismos propietarios. ¿Cómo debe actuar en estos casos un administrador de fincas? Te damos algunas pautas que poner en práctica.

No solo son los vecinos que están en alquiler los que dejan recibos sin pagar en las comunidades de propietarios. También los mismos propietarios son, incluso en la mayoría de las ocasiones, las pesadillas de los administradores de fincas. ¿Cómo actuar en estos casos? Si disponemos de un OCM Online Community Manager para gestionar las comunidades de propietarios apostaremos por una mayor gestión y control de las deudas, donde tener todas las deudas identificadas y actuar en consecuencia.

¿Qué debe hacer un administrador de fincas ante las deudas de los propietarios en aquellas comunidades que gestiona? Por lógica lo primero es identificar y tener siempre identificado al vecino, que puede llegar a cambiar de dirección y podemos perderle la pista. Al ser propietario siempre tendremos la posibilidad, realizando una visita a la catastro y pidiendo información, a la hora de obtener más información si este vecino ha cambiado el teléfono y le hemos perdido la pista.

El administrador de fincas debe comunicar al propietario moroso siempre aquellos gastos de la comunidad de propietarios que debe, aunque tan solo sea un recibo y aunque dicho propietario nunca haya dejado de pagar previamente. De lo contrario podría estar sentado un peligroso antecedente y que el propietario piense que “no pasa nada por pagar porque no me lo reclaman”. Lo mejor es comunicar tanto al vecino moroso como al resto de propietarios dicha gestión de comunicación de deudas.

Realizar copias de los recibos impagados y las actas de la comunidad de propietarios es esencial cara a futuras reclamaciones. El administrador siempre debe estar comunicándole al propietario qué es lo que debe pero con pruebas. Si los impagos continúan, se debe hablar con él personalmente haciéndole entender de la importancia que se paguen los recibos pendientes y las consecuencias para la comunidad de las cuentas por pagar. Si la situación del vecino es realmente una situación económica crítica, también debe comunicarse a los vecinos y apelar a la solidaridad de éstos hasta que el vecino en un plazo consensuado por ambas partes pueda ponerse al tanto de sus pagos.

Si la cosa fuera a mayores y el propietario no pagara. El administrador de fincas, con toda la información que tiene su OCM Online Community Manager y los recibos/facturas físicas puede recurrir a pedir el pago de las deudas de forma legal, acudiendo a interponer una demanda por impagos y esperar al susodicho juicio. Al ser un propietario es mucho más fácil identificar que si es un vecino moroso en alquiler.