La gran mayoría de comunidades de propietarios contratan servicios de limpieza y conserjería pero cuando desean cambiar la empresa que los realiza, ¿cómo deben hacerlo? ¿Han de reunirse los propietarios o puede actuar el presidente como portavoz? ¿Y cuál es la mejor opción para contratar al personal que trabaja en la comunidad?

Cuando las comunidades de propietarios cuentan con servicios externos, como el servicio de limpieza, pero están descontentos con la empresa que los gestiona pueden rescindir el contrato (siempre dependiendo de las cláusulas) y contratar a otra empresa. Pero, ¿cómo se debe tomar esta decisión? ¿Puede el presidente de la comunidad o el administrador de fincas tomar la decisión unívocamente?

Rotundamente la respuesta es ‘no’. Se debe realizar una junta de vecinos donde se plantee esta cuestión y se necesita la mayoría simple de los propietarios para cambiar de empresa de limpieza. Muchas empresas también solicitan a las comunidades de propietarios una rescisión motivada, es decir, que se cierre el contrato dando unas causas del motivo. Por ejemplo, indicar que la empresa está ofreciendo un mal servicio y los detalles.

Las empresas de mantenimiento que realizan, por ejemplo, pequeñas obras para poner rampas, arreglar bombillas de las zonas comunes, o el mismo ascensor cuando se estropea, también se deben cambiar por el mismo procedimiento. Es decir, las comunidades de propietarios deben decidirlo por mayoría simple.

El servicio de conserjería también genera numerosas dudas en las comunidades de propietarios. Algunos vecinos prefieren contratar directamente a una persona autónoma, mientras que otros prefieren hacerlo a través de  una empresa de servicios externos.

Por ello se debe debatir, pero las empresas de servicios siempre ofrecen al conserje más seguridad en materia de seguro social, de riesgo laboral y de cubrir bajas y vacaciones. Además, las comunidades de propietarios siempre tienen más garantías si escogen el servicio a través de una empresa que les podrá ofrecer un sustituto en caso de enfermedad y realizar trámites burocráticos cuando sea necesario.

Las empresas ofrecen servicios muy necesarios como el de la limpieza, el mantenimiento y la conserjería. Por ello, siempre se debe contar con las empresas que mejor trabajo realicen y tener la opción de cambiarla cuando no se está satisfecho con ellos.

Se deben tener en cuenta todas estas normas para no incurrir en un error administrativo que puede costar una multa a las comunidades de propietarios, por parte de la empresa que proporciona los servicios.